AGENCIA DE VIAJES

La zona de Lombardía, en el norte de Italia, está llena de bellísimos lagos donde mucha beautiful people de todo el mundo (entre la cual se encuentran estrellas del renombre de George Clooney, por ejemplo) gusta de pasar sus ratos de asueto. Un buen ejemplo es el Lago Como, probablemente el más conocido de todos, así como otras grandes extensiones de agua rodeadas de escarpadas montañas, como el Lago Maggiore o el Lago di Garda.

 

El lago más bonito de Italia

Sin embargo, los mismos italianos no dudan en inclinarse por la belleza y el atractivo natural del Lago Iseo, ubicado entre las provincias de Bérgamo y Brescia. Precisamente ayer publicaba en Destinolandia un post sobre Il Treno dei Sapori, una de cuyas rutas más apreciadas es la que recorre las orillas de este espectacular lago.

También es conocido bajo el nombre de Lago Sebino (en lombardo, Lac d’Izé) y es el cuarto en tamaño de Lombardía. Las
orillas del lago ofrecen gran cantidad de paisajes, a cada cual más bello: desde las poblaciones de pescadores, que han conservado todo su encanto original a pesar del turismo (Loveren, Sarnico o Riva di Solto, entre otras), hasta la magnífica isla del Monte Isola, la isla lacustre más grande del sur de Europa y que actualmente es de propiedad privada. En ella se alza una imponente mansión y es posible visitar la isla tras un agradable trayecto en ferry, partiendo de cualquiera de los puertos del lago.

La localidad de Iseo, que da nombre al lugar, es el mejor punto de partida para realizar caminatas por las orillas y admirar los espectaculares acantilados que caen a pico sobre las aguas, bajo las altísimas cumbres de sus picos.

Además, la región tiene una gastronomía excepcional y el lago suele ser el escenario de eventos deportivos relacionados con la pesca o los deportes acuáticos. Otro punto de gran interés son los baños termales de Val Camonica, situados al norte del hermoso lago italiano.